Hay muchísimas versiones de esta canción, la del vídeo y la letra, por ejemplo, no coinciden, pero son las que más nos gustan. Tiene muchas virtudes que la convierten en un éxito entre los niños y niñas: el ritmo, la facilidad para acompañarla con baile/juego o su aire un poco entre tétrico y cómico.

LA CANCIÓN DE LOS ESQUELETOS

Cuando el reloj marca la una
los esqueletos salen de su tumba
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las dos
los esqueletos comen arroz
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las tres
los esqueletos se ponen del revés
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las cuatro
los esqueletos se sientan en un banco
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las cinco
los esqueletos pegan un brinco
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las seis
los esqueletos huelen sus pies
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las siete
los esqueletos sacan sus machetes
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las ocho
los esqueletos comen bizcocho
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las nueve
los esqueletos juegan a que llueve
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las diez
a los esqueletos ya no se los ve
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las once
los esqueletos juegan en la noche
TUMBA LACATUMBA LACATUMBAMBÉ

Cuando el reloj marca las doce
los esqueletos se van... de goceeeee

Otras canciones que son muy flexibles aunque de un estilo distinto son las del grupo Mazapán.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget