Leyendo una entrevista a Heike Freire, autora de Educar en Verde, un libro imprescindible, en la web de ecoavant.com, dice una cosa que me ha llamado mucho la atención:

Las circunstancias vitales de los niños y niñas han cambiado muchísimo. Hoy, la mayoría viven en ciudades y han perdido la posibilidad de salir de manera autónoma a la calle. Pasan muchas horas sentados y encerrados. Y para desarrollarse de forma sana necesitan moverse, jugar en espacios abiertos y tener mucho más contacto con las plantas, con los animales y con otros niños. 

Habla de arresto tecnológico, escolar y domiciliario... ¿Tanto tiempo pasan encerrados? 

El 76%, según un estudio reciente de la Universidade do Miño. Los niños españoles pasan, de media, entre 990 y 1.200 horas anuales frente a una pantalla y 960 en la escuela. Hay estudios de psicólogos que señalan que, para estar sanos, necesitan entre tres y cuatro horas de juego espontáneo en la naturaleza. Pero, si miras sus horarios, verás que eso es imposible. Salen del colegio y van a actividades extraescolares, y aparte tienen que dedicar entre hora y media y dos a los deberes. En total, se calcula que pasan unas 1.950 horas sentados, en espacios cerrados y en actitud pasiva. No tienen la posibilidad de desarrollar de manera natural su psicomotricidad, sus habilidades, su capacidad de resolver problemas, su sociabilidad... Todo lo que en un entorno más abierto y natural sí podrían desarrollar.



Este es un vídeo de Heike Freire en el que habla sobre los valores de la naturaleza, de nuestra relación con el entorno.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget