Uno de los participantes empieza describiendo el inicio de lo que podría ser una historia, por ejemplo...

"Había una vez una princesa que no quería llevar calcetines..." o
"Erase que se era un papá que nunca se cortaba el pelo..."

El siguiente jugador se inventará una razón para lo que acaba de escuchar, empezando su argumento con "PORQUE..."

por ejemplo:

"Porque... tenía unos pies tan y tan grandes que todos los calcetines acababan teniendo agujeros" o
"Porque... sus pelos tenían boca y siempre que intentaba cortarlos se ponían a gritar"

Y así progresivamente.
Cuanto más rápido y más disparatado sea el argumento mejor es el resultado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget