Las reglas son muy sencillas:

Primero sale una persona de la sala.
Las que se quedan dentro deciden alguna palabra, que funcionará como palabra prohibida. Entonces de hace entrar a la persona que se había quedado fuera.

Los jugadores que conocen la palabra deben intentar hacérsela decir a la otra persona el mayor número de veces posibles, o bien dándole un tema para hablar o bien conversando con él y llevándolo a respuestas que contengan la palabra.

Cada vez que dice la palabra, se va contando en alto la cantidad de veces que la dice. Es mejor que haya un sólo jugador que se ocupe de hacer de contador.

Al final del tiempo estipulado (entre 1 y 5 minutos, según se decida como regla al principio), la persona se queda con la puntuación del número de veces que ha dicho la palabra.
Sin embargo, si dentro de este tiempo adivina cuál es la palabra, se acaba su turno y el marcador queda a 0.

Todos los jugadores se van turnando para salir de la sala. Al final de juego se cuenta la puntuación de cada jugador, para ver quién tiene más y quien menos.

Es preferible escoger palabras que no sean las más usadas, como "no", "el", "a"...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget