Todos se sientan en círculo y se les asigna un número múltiple de 10 correlativo: el primero es el 10, el segundo es el 20, el tercero el 30 y así.
Empieza un jugador llamando otro número, cuando la persona que tiene ese número lo oye, tiene que levantarse. Si se despista y no se levanta, entonces su número pasa a ser uno más, es decir, si era el 30, ahora será el 31 (y nadie tendrá el 30).

Cada vez que alguien se despiste y no se levante, cada vez que alguien diga un número que nadie tiene o cada vez que alguien diga su propio número, es cuando debe sumarle 1 a su número.

El juego es más divertido cuanto más rápido se intenta decir los números.
Se puede acabar el juego cuando la dinámica haya perdido fuerza o bien se puede jugar de forma que cuando un jugador llega a la decena siguiente (es decir, cuando el 30 llega al 40) permanecen ya sentados pero sin número asignado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget