El experimento de Asch sobre la conformidad del individuo frente a la opinión del grupo, es un experimento muy sencillo de entender y fácil de reproducir como proyecto de ciencias sociales.

El experimento consiste en someter a los individuos a unas pruebas de percepción visual, en la que deben reconocer entre varias la línea de igual altura que la línea de muestra. En el grupo sólo uno es el sujeto de estudio, mientras que los demás siguen instrucciones dadas previamente por el instructor.

El experimento resulta en diferentes conclusiones relativas a la conformidad de las respuesta de los individuos para sumarse a la opinión mayoritaria del grupo o para evitar la presión social, a pesar de que el individio de prueba sabe cuál es la respuesta correcta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget