Tanto la Rayuela (o Charranca, Xarranca ) como el Hopscotch tiene una forma de jugar idéntica, pero varían los diagramas. Ambos son un juego excelente de equilibrio y habilidad motriz.

Se dibuja en el suelo el diagrama con sus números, normalmente con una tiza. Se necesita una piedra pequeña.

El primer jugador tira la piedra en el cuadro con el número 1, entonces salta a la pata coja a ese número, recoge la piedra y vuelve a salir.
Después hace lo mismo con el número 2: tira la piedra hasta la casilla 2, salta hasta ella a la pata coja, coge la piedra y vuelve a la pata coja.

Así sigue a no ser que cometa un error: que pise una línea, que no acierte a tirar la piedra a la casilla que corresponda o que apoye los dos pies en el suelo.

Si falla, pasa el turno al siguiente jugador.

Cuando vuelva a tocarle al primer jugador, este seguirá en el último número que le tocaba anteriormente. Es decir, si el último que falló fue el 3, vuelve a intentarlo otra vez con el mismo número.

El primero en llegar y volver de la última casilla (9, 10 o OUT), es el ganador.

Aunque se puede dibujar una charranca en cualquier suelo, se suele jugar al aire libre.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget