En la era tecnológica, en la que todo es rápido y el intercambio de información se puede hacer de forma instantánea, el placer de escribir y recibir cartas reivindica la magia de lo artesanal, del tacto, de la letra... algo que para un niño puede hacer que abra todos los días con ilusión el buzón y que descubra la pasión por una carta bellamente escrita.

Ya os hablé del Postcrossing, un club online e internacional de personas de muchas partes del planeta que enviamos y recibimos postales de forma aleatoria. A mis hijos les entusiasma y les despierta el deseo por conocer personas lejanas, así que he estado pensado en buscar "amigos postales" de su edad.

Se trata de poner en contacto niños y niñas que vivan lejos, incluso en lugares remotos los unos de los otros y cartearse.

La emoción es doble:
Recibir! Abrir el buzón! Algo a su nombre, que es para ellos.
Enviar! Lanzar al correo! Algo que regalas a otra persona, algo que alguien espera.

Aquí van algunas ideas de qué se puede intercambiar o enviar mediante las cartas:
- dibujos,
- recetas,
- fotos,
- pequeñas manualidades,
- papiroflexia,
- cuentos o cómics hechos a mano,
- imágenes de sus ciudades,
- pequeños tesoros,
- flores o hojas secas,
- semillas para plantar
- arena de la playa
- pegatinas
- mapas de las ciudades o del metro
- billetes de metro, bus, tranvía...
- entradas de museos, zoos, parques de atracciones...
- cromos

Si hablan diferentes idiomas las posibilidades se multiplican, porque un simple folleto publicitario de pizza puede ser muy divertido de recibir en una lengua extranjera, y no digamos una página de periódico que habla de nuestra película favorita.

Otras ideas sobre las cartas:
- hacer los sobres a mano, utilizando papel de regalo o revistas que ya no sirvan,
- hacerse sellos originales para marcar las cartas o los sobres
- hacerse un logotipo con el nombre (parecido a un ex-libris)
- utilizar una imprentilla para hacer el remite
- buscar sellos originales
- hacer papel reciclado para enviar mensajes especiales
- imitar papel de pergamino quemando los bordes

Es evidentemente una afición emocionante y divertida, pero a la vez una razón estupenda para escribir, trabajar la caligrafía y fomentar la lectura.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget