Una forma de entender la variedad del mundo natural es coleccionar todo tipo de materiales. Coleccionar implica recolectar-buscar-cazar, observar, clasificar, obtener información y a partir de aquí se puede generar un material de juego fantástico.

Algunas ideas sobre qué coleccionar:
- Hojas
- Flores (prensándolas)
- Ramas
- Tipos de tierra o arena (se pueden coleccionar en pequeños frascos, con una etiqueta del lugar del que proceden)
- Hierbas aromáticas secas
- Rocas
- Conchas marinas o conchas de caracoles
- Semillas silvestres
- Semillas frutales y de la huerta (cómo extraerlas y cómo conservarlas)
- Insectos (implica una gran responsabilidad, deben aprender a construir un hábitat adecuado y a alimentarlos. Se debería llegar a un acuerdo para liberar a los insectos en los mismos lugares en los que fueron recolectados después de un tiempo pactado de observación.)
- Plumas
- Huesos
- Fotografiar animales en libertad: pájaros, mariposas, ranas, ardillas, etc.
- Tomar registros de animales en libertad: tomar fotografías o hacer moldes de huellas, dibujar excrementos, grabar su canto o sonido, fotografiar posibles madrigueras o nidos, recoger muestras de cómo los animales cambian su entorno, trozos de madera comidos por diferentes animales...
- Restos recogidos en la orilla de la playa. Desde cristales de colores pulidos hasta trozos de ramas con formas muy sugerentes.

Existen muchas posibilidades de cómo disponer la colección: hacer un libro, ficheros, cromos, un póster, cajitas, cajas con compartimentos, estantería en miniatura, mapa en el que hacer marcas o anotaciones.
No sólo se trata de registrar y recopilar lo que se encuentra, también se pueden hacer colecciones vivas con un huerto, un jardín floral, un jardín de especias o plantar árboles desde las semilla.

El coleccionismo se adapta a la edad del niño o niña: complicación del proceso de clasificación, métodos de búsqueda de información complementaria, toma de bocetos o fotografías.

Al ir a la caza de nuestros tesoros naturales podemos prepararnos como auténticos profesionales: llevar bolsas, tarros, un cuaderno de notas, lupa, .... y, no olvidemos el objeto más preciado para cualquier amante de la naturaleza: llevarnos de paso alguna bolsa de plástico para recoger basuras y dejar a nuestro paso un paisaje más limpio.

[fotografía de http://foros.charhadas.com]

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget