Os acordáis de Gever Tuller, el autor de 50 cosas peligrosas (que deberías dejar hacer a tu hijo) nos habla en este caso de su escuela, Tinkering School, en la cual los niños tienen al alcance materiales y herramientas auténticas, que les permiten llevar a cabo proyectos reales, que les hacen enfrentarse a problemas reales. Se aprende haciendo, el juego es activo, como no puede ser de otra forma, pero el modelo de aprendizaje es permitiendo a los niños aproximarse a lo real.

"El éxito está en el hacer."

"Se festejan y analizan los fracasos. Los problemas se convierten en rompecabezas y los obstáculos desaparecen. Cuando se enfrentan a desafíos particularmente complejos surge un comportamiento verdaderamente interesante: decoración. La decoración de los proyectos inacabados es una especie de incubación conceptual. Desde estos intervalos surge una profunda comprensión y enfoques sorprendentemente nuevos para resolver los problemas que momentos antes los tenían frustrados."


"Todos los materiales están disponibles para su uso, incluso aquellas odiosas, mundanas, bolsas de plástico para los alimentos. Pueden convertise en un un puente más fuerte que cualquiera que se pueda imaginar. Y las cosas que construyen les sorprenden incluso a ellos mismos."

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget