Crazy Eights es un juego que se puede llevar a cabo con cualquier tipo de baraja que tenga palos, las reglas tienen una cierta similitud al UNO, pero en este caso la única carta especial es el 8. En el caso de que la baraja no tenga 8, se decide qué número o signo juega este papel.

Se reparte 5 cartas a cada jugador.
Se coloca el resto de cartas boca a bajo en una pila en medio (pila para robar) y se le da la vuelta a la primera, que es colocada al lado como inicio de la pila de descarte.

Una vez decidido quien tira primero, sólo se puede descartar de una carta que sea o del mismo número o del mismo palo. Si no puede tirar ninguna carta, roba de la pila.
Existen dos opciones, o bien el jugador roba una (o dos cartas) y si no le sale una que encaje pierde el turno, o bien roba cartas hasta que encuentre una carta que pueda tirar.

El 8 se puede tirar en cualquier momento, sin importar la carta que haya sobre la pila de descarte. También permite a quien la ha jugado decidir si el palo se mantiene o si quiere cambiar a otro.

El juego acaba cuando un jugador se ha descartado por completo o hasta que sólo quede un jugador con cartas en la mano.

Si se juega hasta que uno de los participantes se descarte, se puede anotar la puntuación que cada jugador recibe por partida:
El que gana anota 0 puntos, el resto de jugadores deben sumarse 10 puntos por carta con figura y 1 punto por los ases. El resto de cartas cuentan lo mismo que su valor, excepto por los 8 que valen 50 puntos.

Puesto que hay ciertas variantes y se pueden añadir nuevas reglas, las normas deben ser decididas entre todos antes de empezar una partida.

imagen: blog Javierneilabarajas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget