Los códigos secretos son una forma muy divertida de escribir mensajes cifrados y requieren mucha concentración y habilidad.

Los códigos requieren dos partes, la primera es codificar y la segunda descodificar. Para esto último necesitamos saber el código.

La forma más simple es poner el alfabeto en orden y al lado un alfabeto hacia atrás, de tal forma que A=Z.

Otro modo es escoger de forma aleatoria una letra del abecedario que será A, por ejemplo A=M, a partir de ahí se escriben de forma correlativa y por orden el resto de letras y cuando se llega a la Z se sigue por la A, de tal forma que A=M, B=N, C=Ñ... y P=A.

El código A=X he leído que era utilizado por Julio César para transmitir mensajes a sus tropas. No se si es cierto, pero a mis hijos les encanta la idea.

También se puede hacer un código de números, en el cual a A=1. En este caso habrá que dejar siempre un guión entre números para distinguir las letras cuya correspondencia es una unidad de aquellas que lo es una decena. Por ejemplo: 1-2 (AB) no es lo mismo que 12 (L).

Con números se pueden hacer muchos códigos que correspondan a series numéricas, por ejemplo:
- Código con números hacia atrás: Z=1 Y=2 y así.
- Código de pares: A=2 B=4 C=6 y así.
- Código de impares: funciona como el anterior A=1 B=3 C=5 y así.
- Código de tablas de multiplicar: por ejemplo la tabla del 5 sería A=5 B=10 C=15 y así.
- Y tantas series numéricas como se deseen.


Aunque se puede hacer un código muy rápidamente, algunos que están aquí descritos os los podéis descargar en pdf como ejemplos. Lo primero que tienes que hacer para crear el tuyo propio es escribir primero el alfabeto y, al lado o debajo, escribir la correlación.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget