La cuerda es un juego tan fácil como conocido.

En el suelo se marca una línea. Hay dos equipos, cada uno se coloca en fila tras la línea (aprox. a 1 metro de distancia y de cara al equipo contrario) agarrando una cuerda.

En el punto medio de la cuerda, justo encima de la señal del suelo, se ata un pañuelo que sirve de marca.

A la señal de YA, cada equipo tira de la cuerda hacia su lado, intentando arrastrar así al equipo contrario hacia ellos.

Se gana cuando el primero de la fila consigue llegar a tocar el pañuelo sin avanzar o cuando se consigue que el primer jugador del lado contrario pise o pase la línea del suelo.

Es conveniente intentar que las fuerzas en ambos equipos estén equilibradas y jugar en un lugar que el suelo no sea duro o cortante, ya que algún jugador o equipo entero suele acabar en el suelo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget