Que los niños y niñas cocinen ya es generalmente considerado como positivo, aunque es difícil encontrar una una responsabilidad estable, algo de lo que los niños se pueden encargar de forma más o menos autónoma (dependiendo de su edad) y sea una tarea que puedan hacer para la familia, algo real, tangible y creativo.

Hasta ahora el día de pizza casera o el momento de hacer el pan eran las labores más regulares que había encontrado, sin embargo, leyendo el libro de Montse Bradford, La alimentación de nuestros hijos para crecer con salud y vitalidad, hemos encontrado una nueva fórmula: Los aliños.

Preparar un aliño que nos dure varios días en la nevera ha resultado una tarea sumamente creativa y que ha provocado un gran entusiasmo en nuestro hijo de 8 años. Es él el que quiere prepararlo y, a ser posible, con la menor ayuda posible. Además, ha resultado tener muchas consecuencias positivas: es el primer interesado en que la mesa esté lista y todo el mundo se siente a ella, de repente las ensaladas se han convertido en un momento de expectativas, siente que su trabajo es reconocido y útil, la receta se va improvisando, valora más la comida en general... y además es realmente un regalo de sabores.

Intentamos seguir las pautas de Montse Bradford en cuanto a ingredientes necesarios:

AGUA: 1 cucharada sopera por ejemplo (entiendo que es parte de agua igual que la de aceite) para usar menos aceite

ACEITE: 1 cucharada de aceite de oliva o de sésamo tostado de primera presión en frío, o bien Tahini, frutos secos machacados, etc.

CONDIMENTO SALADO (YANG): Miso, Salsa de soja, Tamari, Pasta de Umeboshi, unos granitos de sal diluidos en agua caliente, olivas, alcaparras, etc.

DULCE: (Sí, dulce! para mezclar los sabores de los ingredientes) Jugo concentrado de manzana, sirope de agave, miel de arroz... No azúcar

ÁCIDO: Zumo o ralladura de cítricos, vinagre de umeboshi, agua de encurtidos si son caseros, unas gotas de vinagre de arroz, etc.

PICANTE: Especias suaves, un poco de mostaza, jengibre, muy poco ajo y verduras picantes (rabanito, cebolla, cebollino...)

HIERBAS AROMÁTICAS: tanto frescas como secas

A disfrutar!!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget