Además del material básico para pintar, existen muchas otras posibilidades para utilizar como herramientas de pintura y que, además, pueden facilitar la experimentación y sobretodo disfrutar del placer de pintar como modo de expresión más allá de la reproducción de la realidad.

Autorretratos, bodegones, paisajes, escenas inventadas, sueños, mensajes... cualquier excusa es buena:

- pinceles (planos, redondos...)
- brochas grandes
- rodillos pequeños
- esponja
- esponja atada a un palo
- vela de cera (pintando después con tinta o acuarela encima)
- cepillo de dientes viejo
- plumas
- ramas o palitos
- hojas (para estampar con ellas) y otros elementos de la naturaleza
- pintar directamente con otros materiales que no son pinturas: con barro, arena, agua (nieve, hielo... sin tintar o tintado)
- con los dedos, los pies o con todo el cuerpo
- tampones (comprados o fabricados: se pueden fabricar con patata)
- cepillos (finos, gruesos, de púas, de metal, de diferentes medidas...)
- espátulas (especiales para pintura o también de las de ferretería)
- canicas impregnadas de pinturas que se hacen rodar (se coloca el papel dentro de una caja para que no se salgan mientras se mueven)
- hilos, cuerdas, telas... (para estampar, también para hacer dibujos con tinta china dentro de un papel doblado)
- elementos de reciclaje que tengamos por casa: botones, cartones, tapones, materiales de ferretería (tornillos, tuercas y otros)
- cubiertos: cucharas, tenedores, palillos de madera
- cuentagotas

MÁS IDEAS: Otros materiales no estructurados con los que jugar10 técnicas para pintar con ceras

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget