Más adelante encontró a un hombre.
El hombre estaba ocupado con un cuaderno y un lápiz y no vio al bunyip.
- Shh - le dijo-, estoy ocupado. El bunyip esperó largo rato, y luego preguntó lento y claro:
- ¿Podría por favor decirme a qué se parecen los bunyips?
- Sí - le dijo el hombre sin mirarlo-, los bunyips no se parecen a nada.
- ¿A nada? - preguntó el bunyip
- A nada en absoluto - respondió el hombre.
- ¿Está seguro? - insistió el bunyip
- Muy seguro - dijo el hombre, mirando por encima de él-. Los bunyips no existen.



El Bunyip es un personaje mitológico del agua de los aborígenes australianos.

En el cuento de Jenny Wagner y Ron Brooks, el Bunyip aparece entre el lodo como de la nada, sin saber quien es él. De aspecto estrafalario y un tanto melacólico, poco a poco descubre que, puesto que no se parece a nada ni a nadie, él mismo no existe, por lo que decide retirarse en soledad.
Es en este retiro solitario que acontece el nacimiento igualmente inesperado e inexplicable de un nuevo bunyip, pero esta vez, nuestro Bunyip estará allí para decirle quien es.

Un maravilloso relato existencialista sobre la identidad, el bunyip se pregunta a sí mismo "¿Qué soy?, ¿qué soy?, ¿qué soy?". Y a la vez es un sencillo cuento sobre un personaje mágico y optimista, cierto que con un aire lánguido.

Tiene todas las claves de un clásico que no cansa: unas ilustraciones bellas y enigmáticas, un cuento con ritmo y repetición, un mensaje sencillo y otro profundo... en casa nos ha encantado.


Si lo queréis explicar en inglés, podéis escuchar esta versión de We read it like this y así adaptarla aunque no encontréis el libro en su idioma original.


EL BUNYIP
Ediciones Ekaré
Título Original The Bunyip of Berkeley's Creek
Primera edición 1973. Año de la presente edición 2012.

Otros cuentos que nos han marcado son "Vamos a cazar un oso", "Arándanos para Sal" "Orejas de mariposa", y "El topo que quería saber quien le había hecho eso en su cabeza".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Get widget